Cavitación

La cavitación se basa en aplicación de ondas de ultrasonidos con alta potencia y con una frecuencia baja.

La cavitación se basa en aplicación de ondas de ultrasonidos con alta potencia y con una frecuencia baja, produciendo una implosión de la célula adiposa liberando su contenido graso al sistema linfático para metabolizarse en el hígado y riñón y, finalmente, eliminarlo por la orina. Los parámetros utilizados en la configuración del equipo nos aseguran que no hay daño de tejido aledaño a la células adiposas, razón por la cual se diferencia de una liposucción que sí provoca rompimiento de vasos sanguíneos, linfáticos y otros tejidos.

Las ventajas de esta técnica sobre una cirugía plástica es que no es invasiva (sí requiere que la operaria este capacitada para su utilización), es menos dolorosa y no requiere de reposo postratamiento y no se generan hematomas en su aplicación.

lipocavitacion

El costo de un tratamiento de la cavitación es inferior a una cirugía y tienes probabilidad de generar menos flacidez postratamiento, ya que la reducción se produce en forma mas paulatina en cada sesión.

Las desventajas son que permite tratar solo una zona del cuerpo en cada tratamiento, razón por la cual se aconseja en pacientes con adiposidades localizadas y no en pacientes con gran sobrepeso.

La cavitación requiere del compromiso del paciente para que sea mas efectivo el resultado. Está sujeto al metabolismo del paciente, por lo cual hay un número de pacientes donde su resultado no es tan efectivo como en otros.

Las similitudes son el tiempo necesario para ver los resultados. Es muy similar, ya que en una cirugía se considera de 3 a 4 meses para ver el resultado final sin inflamación. Con un tratamiento de cavitación deben durar aproximadamente 2 a 3 meses los tratamientos.

Se deben realizar masajes en forma paralela para ayudar al resultado de la cavitación y se debe utilizar, según nuestra experiencia, una faja compresiva para mejorar los resultados y ayudar al drenaje natural